lunes, 30 de enero de 2017

La madre-palo en la rueda

Hoy me levanté epifánica: acabo de entender cómo funciona el ser madre y que tus hijes no se te vayan por ahí a ser tan felices que se olviden de vos ("cuando se abre una flor al olor de la flor se le olvida la flor"). Pienso en todas las veces en mi vida en que pensé que mi único problema eran mis viejos y más especialmente, mi mamá. Yo era muy feliz y ellos decían que estaba mal, que había peligro, que yo me equivocaba, que me iban a pasar cosas más malas. Magdalena, Julián y Rafael están en estos momentos viviendo cosas fantásticas y yo los extraño claro y mi lugar sería el de joder con que se abriguen o que no se cansen o que elijan a otras personas o que vengan al lado mío que les voy a explicar todo lo que se olvidaron de hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario