lunes, 19 de junio de 2017

No pero sí

No cumple con mis expectativas, no hace declaraciones de amor, ya ni coge. Pero cuando se va mi cuerpo retiene leves marcas de amor aburrido pero constante.

Andropausia

El equivalente de la menopausia pero mucho mucho más aburrida.

lunes, 30 de enero de 2017

La madre-palo en la rueda

Hoy me levanté epifánica: acabo de entender cómo funciona el ser madre y que tus hijes no se te vayan por ahí a ser tan felices que se olviden de vos ("cuando se abre una flor al olor de la flor se le olvida la flor"). Pienso en todas las veces en mi vida en que pensé que mi único problema eran mis viejos y más especialmente, mi mamá. Yo era muy feliz y ellos decían que estaba mal, que había peligro, que yo me equivocaba, que me iban a pasar cosas más malas. Magdalena, Julián y Rafael están en estos momentos viviendo cosas fantásticas y yo los extraño claro y mi lugar sería el de joder con que se abriguen o que no se cansen o que elijan a otras personas o que vengan al lado mío que les voy a explicar todo lo que se olvidaron de hacer.

Cuerpo cyborg

Acabo de inventar las dos etiquetas para la entrada anterior y pienso que seguramente llegue el momento en el que incorporemos a nuestra piel o a nuestros órganos tecnología de comunicación con otros como el wasap u otras que no imagino. Los cuerpos permanecerían alejados pero habría palabras e imágenes que nos convencieran de que estamos juntos y nos queremos. No me gusta: yo todavía prefiero elegir el o los cuerpos que me toquen, me huelan y me escuchen respirando el mismo aire, prefiero ir al baño de a dos, dormir en el mismo cuarto que tu compañera de ponencia, viajar en butaca doble, transpirar juntos, contar que me duele cuando menstrúo y cuando no, mojar a gente que acabo de conocer con mi cuerpo recién salido del río.

Sin wasá

Mucha gente me dice que tengo que tener celular con wasap. Que me una a la tecnología, que así no me entero de nada, que tengo que estar conectada con el mundo, que les gustaría hablarme o mandarme cosas más inmediatamente. Y esta mañana, cuando me desperté sola en la cama y en la casa como hace un par de meses, vi mi pequeño celu del 2008 apagado y entendí la sensación que evita la gente: wasap te crea la ilusión de estar siempre con el otro, de tenerlo en esa pequeña pantalla, de que siempre esté disponible y te quiera. Parece que el wasap cura esta sensación tan injusta, tan desagradecida hacia la gente que de verdad te quiere, de estar sola y no importarle a nadie.

jueves, 26 de enero de 2017

Qué suerte poder sentir la felicidad como orgullo y viceversa

Mijita se bajó del avión que la trajo de Neuquén a las 11.30 de ayer. Yo la extrañé un montón como la vengo extrañando desde hace dos meses que se mudó con sus amigas. Esperaba el día en que volviera de vacas y viniera a contarme. Pero a la mañana recibí un mensajito de la Euge, su amiga-amor (no tengo permiso para decir más porque ella no me dijo más que sus caras y sus gestos juntas), que habían llegado bien pero Magda no tenía crédito. La llamo y me dice que están en el tren a Retiro porque se van cuatro días a la costa. Dice que durmieron dos horas, cambiaron los bolsos y salieron de nuevo. Y se me llena la cara de risa cuando pienso en esas dos disfrutándose tanto y mirándolo todo y yendo de acá para allá. Me acuerdo cuando mi mamá intentaba a toda costa detener mis arranques veinteañeros, decirme que me tranquilizara, que ya estaba bien, que había salido un rato, que ahora descansara. Y eso que yo no hacía ni la mitad de lo que hace mijita. Entiendo el pánico y la envidia de mi vieja,yo también los siento, al pánico y a la envidia, pero ¿por qué mi vieja no sentía esta felicidad que yo siento por la felicidad de mijita? Igual, la Euge me prometió que el domingo vienen a hacerme cena.

jueves, 12 de enero de 2017

Le canto a mijita y a mi mamá

'AVENTURA' Suelo determe frente algun espejo porque en el reflejo siempre estas ahi. Suelo andar de noche como un vagabundo naufragando ciego en este mar profundo de sentirte tanto y no tenerte aqui. Te extraño y me siento solo sino estas conmigo aunque vas prendida en todos mis sentidos, todos los rincones de mis pensamientos. Te amo,con la vida entera,con el alma mia segundo a segundo,te amo dia a dia en cada latido de mis sentimientos. Quiero que me entiendas todo lo que digo, quiero que lo escuches en esta cancion. Todo lo que tengo todo lo que vivo ya no vale nada, no tiene sentido sino escucho el brillo de tu dulce voz. Te extraño y me siento solo sino estas conmigo aunque vas prendida en todos mis sentidos, todos los rincones de mis pensamientos. Te amo,con la vida entera,con el alma mia segundo a segundo,te amo dia a dia en cada latido de mis sentimientos. Ojala tu abrazo fuera un cielo eterno. Ojala mi mundo terminara en ti. Gracias a la vida y a Dios que te tengo y que puedo darte lo mejor de mi.

Hoy escribí esto

Soy escritora. Trabajo de otra cosa pero eso es lo que soy. Estoy loca, además. Al pedo querer escapar de eso. ¿Para qué pasar toda la vida intentando demostrar que no? El miedo se va cuando lo admito. Hasta ese vértigo indescriptible desaparece. Yo le digo “miedo a volverme loca” pero es más que eso. Quizás es miedo a caerme del planeta, que todo gire y mis pies no puedan agarrase a la fuerza de gravedad, que el mundo me suelte y quedar flotando en la nada. También podría explicarlo diciendo que pienso en mi cabeza dejando de hacer fuerzas para comprender y volviéndose un globo loco que se aleja de todo. Para evitar las metáforas con globos terráqueos, voladores y espacio sideral es que busco el agua: es liviana como el aire y está agarrada a la tierra, flotar cumple mis fantasías sin llenarme de pánico. Creo que si las anclas son insoportables, peor que las anclas son los maderos podridos. Flotan pero están podridos. Te dan esperanza, te hacen creer en ellos pero no pueden formar una balsa o almadía ni disfrutar de su cuerpo flotante. Hieden. Contagian. Te hacen creer que son buena onda pero te pudren la cabeza. Te hacen sentir que es ridículo querer ser un barco y tener velas lindas. Se ríen del viento. No aprenden del agua. No ven la vida que les gira alrededor. No sirven como tabla de salvación. Te aferrás a ellos y se burlan de tu deseo de vivir. Los que son buenos son los perros. Ellos no dejan que te ahogues. Saben cuándo estás cansada y te lamen la cara para que sigas y sigas. Aprenden a nadar apenas tocan el agua. Siempre te sonríen y te dicen que la vida vale la pena. Mi perro se llama Fido y es lo mejor que hay.

La novela del diccionario

Volví a ella. Ya ni me acuerdo cuándo la empecé,¿ya hace 20 años? ¿cuando empecé a comprar esos diccionarios en tomos? Estoy fóbica como siempre que tengo que narrar pero, ya lo dije tantas veces, el orden alfabético y el espacio finito de las listas de palabras me ayudan a no escapar. O casi. Hago fuerzas por escribir todo lo que quiero escribir, no censurarme, no pensar si es genial o pedorro.Es tan difícil. Leo Lo que todavía no sabes del pez hielo y me ayuda mucho.

viernes, 6 de enero de 2017

Gestos de amor

Hay entre mijita y yo gestos de amor que amo pero que ella quiere discretos y silenciosos y yo desearía exponer y gritar y festejar con bombos y platillos. Entiendo que se averguence un poco de mí: ¿ser hija siempre implica alejarse de mamita? Extraño tejer juntas (le tejo yo la cortina que ella me pidió), ver peli en mi cama (eso no tiene consuelo) y cuidar nuestro jardín en común (le llevo gajitos del mío para su casa: ayer incluso me pidió lacitos de amor que se supone que ella odiaba en casa mientras yo decía que eran los yuyos más fieles y aguantadores del planeta).

Mijita lejana

Hoy es el cumple de Magdalena. Hace dos meses se mudó acá a 15 cuadras con dos amigas del laburo. Y mi orgullo, mi admiración, mi alegría por sus logros y su independencia y creatividad no alcanzan a curarme la tristeza de no verla todos los días. Estoy insoportable. Siento todo el tiempo que he sido rechazada, dejada, olvidada. Cada gesto de ella me parece un gesto de desprecio, de reproche porque soy demasiado vistosa, demasiado ruidosa, demasiado egocéntrica y no me pongo a un costado como madre abnegada. Soy muy injusta porque hasta siento que ni ella ni su hermano menor (Julián ya sabe cómo evitarme estos dolores) puede quererme como me merezco. Cualquiera que haya sentido alguna vez el nudo de angustia que me cierra en este momento la garganta podrá comprenderme y perdonarme.

Sigo jodiendo con el sentido de este blog

Las entradas perdidas en el tiempo y el espacio de este blog "secreto" (que no comparto jamás en face, que no anuncié a nadie, nuca) tienen entre 30 y 60 visitas. No entiendo quiénes y por qué pueden haber llegado hasta aquí. Fantaseo con los lectores de mi "obra", ponele: lectores del año... ¿2117? ¿o antes? ¿del año en que me muera (cruz diablo ni siquiera voy a poner un año dentro de 50 años porque entro en pánico), lectores que recuperen estas pelotudeces como si fueran las genialidades de la autora que los ha emocionado, a la que admiran, de quien tiene todo un estante de libros autografiados.

La navegación tiene un campo semántico que...

Voy a retomar hoy (sí,hoy: antes de ayer recuperé ya dos versiones guardadas en mi correo) mi novela con diccionario, mar y barcos.